Todos los sectores de la industria de alimentos han recurrido a innovar con productos y etiquetas que llamen la atención del consumidor por un aporte saludable y nutricional.

De acuerdo con Alberto Nariño Robayo, gerente técnico en Tradercol Ingredients, la industria láctea se ha inclinado por ofrecer productos que aporten beneficios nutricionales y para la salud en general, por esta razón es más común encontrar en el mercado leches fluidas deslactosadas, las cuales han comenzado a ocupar mayores espacios en las estanterías destinadas a aquellas personas que son intolerantes a este azúcar de la leche.

Queso

Se ven cada vez más en el mercado productos con mayor contenido de proteína en leches y derivados como el yogurt, caso específico del nuevo yogurt griego.

“El consumidor promedio es cada día más consciente del cuidado personal en su salud y bienestar. En este sentido la industria láctea ha incursionado hacia ingredientes funcionales, que aporten beneficios en minerales como los lactatos o enzimas para deslactosar la leche, o en proteínas que aporten menos calorías simulando la sensación de grasa en el paladar al momento de ingerirla o con Leche en polvo descremada aportando sólidos lácteos sin grasa y por consiguiente con menos calorías”, añade Alberto Nariño de Tradercol,